Contact to us

Browse By

Casos criminales e investigaciones relevantes en la historia de Costa Rica

A las 3:19 p. m. del 8 de marzo del 2005, la vida en Monteverde de Puntarenas era normal. Un minuto más tarde, ya no.
A esa hora, una banda criminal encabezada por Erlyn Hurtado llegó a la agencia del Banco Nacional para cometer un atraco. Sus planes, sin embargo, no salieron como querían y el resultado fue un baño de sangre.
los tres asaltantes salieron de una zanja vestidos con uniformes «camuflados» y lentes de sol y se dirigieron al banco nacional. El guarda de seguridad privada apostado a la entrada de la agencia, de apellido Castro Arias, cerró las puertas de la sucursal. Los criminales abrieron fuego con fusiles de asaltó Ak47.
Desde una caseta blindada respondió otro Guarda de Seguridad Privada, de apellido Rodríguez, de la empresa de seguridad Delta. Dos de los sujetos cayeron mortalmente heridos en las gradas .
Hurtado logró entrar a la sucursal y, durante horas, disparó hacia las afueras del banco en forma esporádica para amedrentar a los Guardas. 10 funcionarios bancarios y nueve clientes quedaron a su merced. Así comenzó un secuestro que se extendió durante 28 horas y en el que fallecieron seis rehenes y un miembro de la Fuerza Especial (UEI).
Los rehenes permanecieron tirados sobre el piso durante horas hasta que, cerca de las 9 p. m., el guarda de seguridad Castro Arias y Ariela Medina, una clienta del banco, aprovecharon un descuido de Erlyn Hurtado para escapar.Más tarde esa misma noche, otras siete personas consiguieron huir, tres de ellas heridas de bala.
Durante todo el día siguiente, la jornada fue tensa mientras una negociadora del OIJ negociaba, con el último de los atracadores que quedaba con vida: Erlyn Hurtado, cuando Hurtado negociaba vía telefónica con la negociadora del OIJ, los miembros de la Fuerza Especial (UEI) aprovecharon para ingresar al Banco Nacional, cuando Hurtado escucho el ingreso de los oficiales de la Unidad Especial de Intervención (UEI) empezó a disparar en ráfaga con un Ak 47 hiriendo mortalmente a un integrante de la UEI de apellido Quesada conocido como «máquina», después de que Erlyn Hurtado se viera rodeado decidió entregarse a las 7:45 p. m., liberando sana y salva a una mujer que laboraba en el Banco de apellido Artavia, la última rehén.
A finales del 2006, Erlyn recibió 210 años de cárcel y fue condenado a pagar ¢200 millones , una cifra simbólica pues nunca los pagaría: estaban fuera de sus posibilidades económicas.
Sin embargo, el 11 de Mayo del 2011 varios reos que se encontraban en la Máxima Seguridad de la Reforma intentaron escapar, pero tras un enfrentamiento a balazos contra miembros de la Fuerza Especial (UEI) 2 reos murieron, uno de ellos era Erlin Hurtado..
La banda del asaltó al Banco Nacional de Monteverde estaba ligada a 18 asaltos era liderada por Erlyn Hurtado e integrada por sus 2 hermanos, según detallo el OIJ los 3 sujetos cuando vivían en Nicaragua habían sido entrenados en armas, el OIJ catalogo la banda violenta y narcista..
Durante la toma de rehenes en el Banco Nacional de Monteverde Erlyn Hurtado le solicito a la negociadora del OIJ, ¢15.000.000 (unos $33.000, al momento del asalto) por liberar a los rehenes, además de un chofer y un vehículo para huir.
Erlyn Hurtado fue guerrillero en Nicaragua pero tras llegar a Costa Rica trabajó en labores de campo, como guarda de seguridad privada y también arreglaba electrodomésticos, según en la indagatoria que realizó el OIJ ningúna de las personas que conocían a Hurtado se imaginaban que tenía una banda de asaltos, ya que lo describían como «callado y servicial»….
Intento de fuga en la Máxima Seguridad de la Reforma en el año 2011..
Los hechos comenzaron a las 2:30 p. m. durante el período de visita conyugal de uno de los reos.
Los reos utilizaron una granada de humo y dos falsas para despojar a los oficiales Penitenciarios de al menos tres pistolas 9 milímetros.
Los delincuentes, liderados por Jovel Araya Ramírez(fallecido en prisión 11 días después del intento de fuga de máxima seguridad) , exigían un bus y paso libre para huir de La Reforma.
La negociación con especialistas del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) se extendió durante tres horas y media, período en el que los amotinados intentaron acercarse a la armería del penal para conseguir armamento.
Los reos salieron del ámbito de máxima seguridad con varios rehenes, todos cubiertos con una sábana.
Según el Licenciado Rojas, director del OIJ en ese momento, con la sábana formaron una especie de “cápsula” que les impedía a los Francotiradores de la Fuerza Especial (UEI) distinguir entre rehenes y delincuentes.
A la salida de La Reforma había un grupo de oficiales de la Fuerza Especial (UEI) que los apuntaban mientras buscaban un acuerdo para deponer las armas y liberar a los retenidos. Cuando el grupo de reos logró acercarse a la armería, las autoridades dieron por roto el diálogo.
“Habíamos venido retrocediendo, esperando una negociación, pero, cuando ya querían ir a la armería de la Policía Penitenciaria, la Unidad Especial de Intervención (UEI) tuvo que actuar en legítima defensa para repeler, con los resultados que tenemos”, declaró el director del OIJ en ese momento de apellido Rojas.
Los reos se quitaron la sábana para disparar primero y ahí hubo un intercambio de balazos contra miembros de la Fuerza Especial (UEI) El resultado fue la muerte en el sitio de Erlyn Hurtado (líder de la masacre del banco nacional de Monteverde) y de Johnny Rodríguez un reo condenado por robos y violaciones y que se intentó fugar en el 2006, y, en el hospital, un oficial de la Policía Penitenciaria de apellido Morales..
Otros cinco heridos fueron trasladados a los hospitales México, San Rafael de Alajuela y San Vicente de Paúl, en Heredia,
tres de los heridos fueron oficiales Penitenciarios que estaban de rehenes y dos reos…
La Fuerza Especial (UEI) capturó a los reos, Johnny Jiménez García, Jesús Rojas Miranda, Josué Hidalgo Mayorga, Juan Carlos Robles Chaves (todos en prisión actualmente) y Jovel Araya Ramírez (actualmente fallecido) .
El OIJ halló en un auto cerca de la Reforma una ametralladoras AK-47, armas pequeñas y ¢5 millones en efectivo.
En el año 2015 el tribunal penal de Alajuela, condenó a un supervisor de la Policía Penitenciaria de apellidos Castro Vindas, ha 29 años de prisión por haber colaborado con los reos de la máxima seguridad de la reforma en el intento de fuga fallido en Mayo del 2011.
Diario Digital El Independiente,Edgar Canton.