Contact to us

Browse By

Debido al derecho de respuesta de Catsa, nuestro medio informa lo siguiente

Filadelfia Guanacaste.

Debido a la denuncia interpuesta por varios vecinos sobre la tala de arboles centenarios frente a la planta empacadora de melones, sitio que una vez se llamo Birmania  exactamente al otro lado del río Tempisque, perteneciente a Liberia.

Nuestro medio coordino con Minae de Liberia y Fuerza publica para ir a realizar la inspección de campo, según comentaron los de Minae y Fuerza publica, guardas de seguridad de Catsa (se presume) no los dejaron ingresar a la propiedad; violando el articulo 54 de la Ley Forestal:

ARTÍCULO 54.- Funcionarios de la Administración Forestal Los funcionarios de la Administración Forestal del Estado tendrán carácter de autoridad de policía, como tales y de acuerdo con la presente ley, deberán denunciar ante las autoridades competentes las infracciones cometidas. Las autoridades de policía estarán obligadas a colaborar con los funcionarios de la Administración Forestal del Estado, cada vez que ellos lo requieran para cumplir, cabalmente, con las funciones y los deberes que esta ley les impone. Para el cumplimiento de sus atribuciones, estos funcionarios, identificados con su respectivo carné, tendrán derecho a transitar y a practicar inspecciones en cualquier fundo rústico o industrial forestal, excepto en las casas de habitación ubicadas en él; así como decomisar la madera y los demás productos forestales aprovechados o industrializados ilícitamente y secuestrar, en garantía de una eventual sanción, el equipo y la maquinaria usados en el acto ilícito. También, decomisarán el medio de transporte que sirva como instrumento o facilitador para la comisión del delito, previo levantamiento del acta respectiva. Todo lo anterior deberá ponerse a la orden de la autoridad judicial competente, en un plazo no mayor de tres días.

Don Luis Brizuela se comunica vía Telefónica con nuestro medio y coordinamos que por Filadelfia nos pasarían en bote sobre el río Tempisque para ir a hacer la respectiva inspección, donde logramos comprobar en el lugar de los hechos la gran cantidad de arboles cortados (210)

Funcionarios del Minae y la Fuerza publica solicitaron los permisos, no los tenían. El encargado de la tala de los arboles comentó que en Catsa los tenían, fue un funcionario del Minae con el encargado y en Catsa nadie sabía de los respectivos permisos.

Ni en la oficina del Minae de Liberia sabían de dichos permisos, se logró contactar al Regente Forestal Alvaro Solano, nos comentó que habían permisos a nombre del banco crédito agrícola de Cartago; pero ni el Minae, fuerza publica ni nuestro medio observo en el lugar de los hechos el permiso respectivo.

Se presume que el Minae tenía que haber decomisado las sierras y equipos usados, por no haber aportado los permisos correspondientes. Según el articulo 54 de la Ley forestal de Costa Rica.

(Edgar Cantón)

Diario Digital El Independiente.