Contact to us

Browse By

El hábitat de las loras los ingenios les han demolido las montañas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

LORA COPETE AMARILLO DE LA ZONA GUANACASTECA.

Cantón de Carrillo.

La observación de un grupo de loras volando, gritando y llamando, es una de las mejores experiencias del bosque tropical. Si se escucha bien, se puede notar que cada especie tiene su propio repertorio de vocalizaciones distintas. El grupo de las loras son excepcionales entre las especies de aves en que la mayoría de sus llamadas no son instintivas, pero son aprendidas de otros miembros de su especie. En cautiverio, las loras tienen la habilidad de aprender y pueden imitar la voz humana (por esta razón tienen mucha popularidad como mascotas.)

Las Loras de Copete Amarillo tienen también otras vocalizaciones con modelos interesantes de variación. Las parejas gritan algunos tipos de dúos complejos, en el cual cada miembro de la pareja canta sucesivamente. La mayoría de estos dúos están cantando cerca del nido, y son usados para declarar la propiedad del nido contra otras parejas que quieren este nido. Cada pareja tiene su propia versión del dúo; así las parejas pueden aprender de los dúos de sus vecinos y reaccionar más rápido a los gritos de una pareja entrometida. Entonces, parece que la habilidad de las Loras de Copete Amarillo en aprender las vocalizaciones son usadas principalmente para reconocimiento: -aprender las llamadas complejas necesarias para ser conocidas como individuo, -conocer las llamadas distintas de otras. Cuando una lora aprende las palabras humanas, es por que ellas quieren hacer las llamadas de su nuevo rebaño. Estas conclusiones tienen implicaciones interesantes por cuanto se ha evolucionado en la habilidad de aprender en loras y otras aves, y posiblemente en los humanos también.

Desde hace muchos años atrás con la gran deforestación que hacen los dos ingenios azucareros en el cantón de carrillo, les han barrido su hábitat donde vivían y dormían, para sembrar caña de azúcar. Todas las tardes ya oscureciendo desde Guardia hasta la Guinea de carrillo, cientos de parejas de loras buscan los arboles en la ciudad de filadelfia para dormir.

Nuestra gran pregunta es ¿Que hacen las instituciones del estado para autorizar esta nefasta destrucción ambiental y ecológica? ¿Que hace el Minae para dar los permisos de destrucción de nuestras montañas?

Los poderosos sobornan a funcionarios corruptos y estos dan los permisos…

Diario Digital El Independiente. Edgar Cantón