Contact to us

Browse By

Historia de las Juntas de Abangares

El nombre «Abangares» se deriva del nombre del antiguo jefe de la zona «Avancari», que significa «dios de las aguas» o «dios de los pantanos», en lengua náhuatl. Se dice que la fuerza y el caudal del río que atraviesa este cantón le fue concedido a Avancari; Hoy en día a este río se le conoce como «Río Abangares»

Abangares es un pueblo pequeño y tranquilo a orillas de su río del mismo nombre, el nombre completo de esta ciudad es Las Juntas de Abangares y tiene un clima fresco, causadas por su ubicación en la parte montañosa de la provincia de Guanacaste, recibiendo el fresco la brisa que baja de las montañas de Monteverde cerca. Abangares, es la única ciudad de la provincia de Guanacaste, con este tipo de clima, ya que las otras ciudades de la provincia tiene un clima tropical cálido y húmedo.

Abangares es conocido como el cantón de la minería en Costa Rica. Esta área cuenta con la mina de oro más grande que Costa Rica ha tenido. Fue allí que Minor Cooper Keith puso su planta de procesamiento de oro «de Gold Fields de Costa Rica».

Durante la fiebre del oro «en Costa Rica (1884 a 1931) muchas personas vinieron a esta ciudad en busca de fortuna, algunos de ellos provenian de Jamaica, Las Americas, Asia, Europa y Rusia, creando una población de raíces multirraciales que no están presentes en otras ciudades de Guanacaste. De hecho, esta inmigración de costarricenses y personas de otras nacionalidades dieron origen a la ciudad de Abangares.

Las minas consitían de un gran número de túneles, pasadizos estrechos, y las galerías para extraer el metal situado a 100 metros de profundidad en la tierra. , Con las minas, fueron edificados campos, fábricas, farmacias, comisarías, cárceles, hielerías y molinos.La electricidad se generaba gracias a la tecnología industrial de Europa y Estados Unidos que servia no sólo para generar electricidad, sino principalmente para extraer y procesar el mineral valioso.

En la realidad, no hay pueblos más allá de las minas, las carreteras terminaban donde los asentamientos mineros se comenzaban. Las minas fueron rodeadas por densos bosques tropicales, oculta a los espectadores no deseados y el escrutinio de la opinión pública.

Ecomuseo de las Minas de Abangares

En 1991, el Ecomuseo de las Minas de Abangares se fundó en el lugar donde la planta de procesamiento de oro que solía estar, en una propiedad de 45 hectáreas, el rescate de los edificios y la maquinaria utilizada en el momento de la fiebre del oro. El museo cuenta con fotografías y modelos característicos de las prácticas de la minería.

En los jardines del museo se encuentra el «Powder House», que era el puesto de mina, la mina a cielo abierto original del que se extrajo el mineral, algunas partes de los túneles, los automóviles oxidados que transportaban los materiales, piezas de laferroviario, las probabilidades y los extremos de la casa de la minería, con sus cubiertas de enormes, donde fue aplastado el mineral extraído, y las terrazas donde se procesan las barras de oro. Hay senderos para caminar alrededor de la observación de aves, un área de juegos infantiles y lugares de picnic.

El área principal del museo es propiedad de la Municipalidad de Abangares y constan de 38 hectáreas. Si se sube a la cima podrás ver las ruinas de la primera piedra de las cubiertas del edificio antiguo, parecido a las ruinas arqueológicas indígenas. 100 toneladas de material fueron molidas a diario durante 30 años en este lugar.

Diario Digital El Independiente. Edgar Cantón. 

3 thoughts on “Historia de las Juntas de Abangares”

  1. hal ceba salazar says:

    Buen comienzo, Me gusta el tema, espero recibir el texto de la historia.

  2. Wlilliam vega ferreto says:

    Soy de las juntas y me parese interesante esta historia soy nativo de pueblo y me duele de corazón ver salió de ese lugar tan bello vivo en siquirres estraño mi pueblo crecí al los alrededores de esa linda historia De Los 2 ríos agua caliente Y el Abangares y sus minas el dos el silencio ytres hermanos las sierras y gongolona gracias

  3. Lisette says:

    Hasta ahora me vengo a dar cuenta que en Abangares existían minas de oro y de la explotación que se llevó acabo con tantas personas que llegaron a trabajar en las minas y dejaron sus pulmones ahí.
    Todo esto lo supe gracias al libro que escribió José Leon Sanchez llamado La Colina del Buey…

Comments are closed.