Contact to us

Browse By

Investigaciónes Relevantes en la Historia del OIJ.

Cuatro estudiantes de la Universidad de Costa Rica y un quinto adulto más, perecieron degollados en una residencia estudiantil en Liberia, Guanacaste, al norte del país, por heridas producidas con arma blanca siendo que la sexta víctima, una menor de edad, fue trasladada al hospital de la localidad con heridas de consideración donde fue intervenida quirúrgicamente para ser salvada. El hecho conmocionó al país entero debido a la violencia con que las víctimas inocentes fueron brutalmente masacradas. Dos semanas después, se detuvo por este hecho a un sujeto de apellidos Ríos Mairena , vecino de la residencia estudiantil quien gozaba de un beneficio carcelario después de ser condenado a 8 años de prisión por Tráfico de drogas, el 24 de Julio del 2012 hasta a mediados del 2015 cuando fue dejado en libertad tras un beneficio carcelario que le otorgo un juez del Juzgado de Ejecución de la Pena..
¿Cómo el OIJ capturó y vínculo al llamado «monstruo de Liberia»?
19 de enero 2017
Gerardo Ríos Mairena asesina a sangre fría a cinco estudiantes universitarios dentro de una casa de habitación en La Victoria de Liberia.
Ríos Mairena aprovechó que los estudiantes estaban dormidos para masacrarlos. Los amarró y amenazó a cada una de las víctimas rasgándolas con un cuchillo en su muslo a unos y a otros en el cuello.
Se registraron heridas de hasta 14 centímetros. Más tarde los asesinó con la misma arma blanca.
Tras acabar a cuatro de las víctimas, dejó viva a Ingrid Massiel, para abusar de ella sexualmente para luego matarla.
Del hecho sobrevivió una menor de 14 años, testimonio y retrato hablado resultó clave para dar con el asesino.
Las víctimas.
Joseph Brenes Solís (22 años), Dayana Martínez Romero (24 años), Stephanie Hernández García (22 años), Ingrid Massiel Méndez Serrano (24 años) y Ariel Vargas Condega (24 años). Todos estudiantes de la Universidad de Costa Rica y la UTN.
26 de enero del 2019
Dejan una carta en una casa cural de Liberia donde la acompañaba una fotografía de Gerardo Ríos Mairena.
3 de febrero 2017
Tras el testimonio y el retrato hablado de la menor de 14 años y única sobreviviente, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) logra dar con Ríos Mairena como principal sospechoso del crimen.
Ríos Mairena vivía en la casa de al lado del asesinato. El OIJ determinó que este sujeto ya había sido condenado en 2012 a ocho años de prisión tras ser detenido por el delito de posesión de marihuana para el tráfico pero a mediados del 2015 un juez del Juzgado de ejecución de la pena, le otorga el beneficio de salir de prisión para que culmine la pena con otra medida cautelar.
La investigación en el caso de la masacre se fundamentó, entre otras pruebas, por el rastreo de llamadas telefónicas.
Ese mismo día, la menor señaló al sospechoso como único autor de la masacre, además se encontró una huella dactilar por medio de dactiloscopia de Criminalistas del OIJ marcada sobre sangre, así como un cuchillo y prendas de vestir con rastros de ese fluido.
22 de enero del 2018
Inició el juicio en contra de Gerardo Ríos Mairena. Familiares se desmayaron al verlo entrar a la sala. Ríos Mairena actuó de forma brusca y psicópata y tuvo que ser calmado por su abogado.
23 de enero del 2018
Hablaron en el juicio el médico forense que analizó la escena del crimen y el testimonio de la única sobreviviente.
El especialista detalló en la corte que la intención primaria de Ríos Mairena, no era matar a los seis jóvenes en esa fatídica, ya que su obsesión era con una de los jóvenes universitarias que vivía en el apartamento.
El OIJ también indicó que le brindó protección a una ex pareja sentimental de Ríos Mairena.
OIJ revelaron detalles en relación con el asesinato llevado a cabo por Gerardo Ríos Mairena, el llamado “Monstruo de Liberia”.
Los agentes del OIJ cuentan que fue necesario proteger a una mujer que había tenido una relación con Ríos Mairena porque él la había amenazado de muerte.
El hombre le había dicho que si llegaba a andar con otro hombre la iba a tasajear (cortar en pedazos) a ella, a la hija y a la persona con quien anduviera.
Los investigadores del OIJ se dieron cuenta de esas amenazas cuando Ríos Mairena era ya el sospechoso principal de la masacre de los estudiantes, eso fue días antes de los allanamientos. La decisión que tomaron fue proteger a la mujer de día y de noche pero sin que ella lo supiera.
Así lo explicó el Licenciado, Quesada, Secretario General del OIJ y quien hace tres años estaba en la Unidad de Recolección de Información Policial de la Oficina de Planes y Operaciones, cuerpo en encargado de dar apoyo cuando lo requieran otras delegaciones judiciales.
Quizás por temor, la mujer amenazada por Ríos Mairena nunca lo denunció, pero sacó a su hija de Liberia. En el OIJ, supieron de la amenaza cuando realizaron indagatorias a personas cercanas a esa mujer, hasta quienes llegaron por haber descubierto, durante la investigación, que había tenido una relación sentimental con Ríos Mairena.
Aunque no hubiera denuncia, el OIJ indico que no podían pasar por alto la amenaza y por eso una pareja de agentes judiciales empezó a vigilarla en secreto para evitar que Ríos Mairena fuera a cumplir sus amenazas.
“Ya teníamos seis víctimas, cinco fallecieron por heridas de puñal, además cuando Gerardo Ríos estuvo en la cárcel apuñaló a un reo, entonces uno como investigador del OIJ piensa ‘esta muchacha está en riesgo’”, indicó el licenciado Quesada.
La sexta víctima a la que se refiere es la menor de edad que sobrevivió al ataque y cuyo testimonio fue clave para identificar y condenar a Ríos Mairena.
La vigilancia se extendió por aproximadamente nueve días y la mujer nunca se dio cuenta de que agentes del OIJ la estaban vigilando.
En el año 2018, el Tribunal Penal de Liberia condenó a 216 años de prisión a Gerardo Ríos Mairena por 5 Homicidios Calificados, un intento de Homicidio y un abuso sexual, Ríos Mairena fue enviado a la Máxima Seguridad de la Reforma donde se encuentra recluido actualmente sólo en una celda donde sólo puede salir «esposado» una hora al día a tomar el sol..

Diario Digital El Independiente,Edgar Canton.

Agregar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *