Contact to us

Browse By

La carreta Nahua leyenda Guanacasteca.

Hace ya muchos años la carreta era uno de los medios de transporte de nuestros abuelos, el cual se caracterizaba por su lentitud y ruido provocado por aquellos caminos antiguos de polvo y piedras que comunicaba a este distrito con Liberia. Contaban las abuelas que hace muchos años, en avanzadas horas de la noche, hasta Cañas Dulces se oía a lo lejos el tarán tan, tarán tan, tarán tan tan de una carreta
que bajaba de las fincas de “El Pedregal”.

Ese ruido se producía al rozar las ruedas de la carreta con las piedras de aquellos caminos pedregosos.
Inicialmente, los vecinos consideraban dicho acontecimiento normal, pero, al enterarse de que ese ruido ocurría día de por medio, entraron en sospechas al creer que era algo de espanto. Por ello, varios hombres valientes del lugar, al oír el inicio de los ruidos, la esperaron que pasara por el centro del pueblo y escondidos pudieron descubrir que la famosa carreta no era algo corriente, sino que se trataba de una carreta sin bueyes ni boyero que la condujera. Por ello, estos hombres llamaron a la carreta sin bueyes “Carreta Nahua”.
Después de ver ese espectáculo, todo desapareció al instante dejándolos con los pelos de punta y corrieron asustados a refugiarse en sus casas. Los hombres decían que era algún carretero muerto quien vagaba con su alma en pena porque dejó sin cumplir alguna promesa. Este castigo motivó que mientras exista el mundo seguirá en ese recorrido sin llegar nunca a ningún lugar.

Diario Digital El Independiente,Edgar Canton.

Agregar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *