Contact to us

Browse By

La Monja de la Agonía (Liberia)

Cuentan de una mujer de rostro blanco que en las madrugadas aparece sentada muy cerca de la Ermita de la Agonía, por donde también quedaba la plaza de toros, y de un pronto a otro aquella fantasmagórica imagen comenzaba a caminar, penetrando hasta el interior del templo, a pesar de estar cerradas las puertas.

 La gente mayor narra la historia de una monja que hace ya muchos años, una vez fallecida, fue enterrada precisamente en este antiguo templo, hoy monumento cultural, pero tal vez por algunas malas acciones realizadas durante su vida, y de las que no tuvo tiempo de arrepentirse, su alma en pena aún no cesa de transitar por los alrededores de la Ermita de la Agonía.

 A pesar que no pocos profesionales y otros funcionarios hayan logrado disimular por años un ejercicio laboral ejemplar, en medio de situaciones polémicas o confusas, o de irregularidades cometidas en el silencio, la consciencia no dejará descansar en paz a quienes arrastren una culpabilidad. Y no hay dicha más grande que dormir sereno recostando la cabeza en la almohada de la buena conciencia.

(Prof. Ronal Vargas y Edgar Cantón)