Contact to us

Browse By

La serpiente del cerro de La Cruz (Nicoya) Para los padres que lean a sus hijos esta leyenda

Desde tiempos de la colonia se vienen contando diversas historias entorno al imponente cerro de La Cruz, desde donde se contempla a sus pies toda la población del centro de Nicoya. Una de las historias más antiguas relata de una gigantesca serpiente que yace dormida en lo más profundo del cerro, sin manifestar señales de vida a finales del invierno, ni en el ardiente verano, excepto a inicios del mes de mayo, cuando se anuncian las primeras lluvias. La serpiente es de tal dimensión que la parte final de su cola llega hasta Nicaragua, cuentan los abuelos.

Este es el motivo por el que religiosamente el pueblo nicoyano se congrega en los primeros días de mayo, particularmente en el tercer día, cuando la tradición cristiana celebraba antiguamente el día de de la Santa Cruz. Peregrinos de todos los barrios se encuentran en las faldas del cerro e inician su ascenso con mucho respeto. Una vez en la cumbre contemplan la planicie donde se levantó el templo más antiguo del país, todavía en pie, “la iglesia colonial”, para efectuar los actos religiosos necesarios para que se mantenga en reposo aquella bestia infernal…

Las pocas ocasiones en que el pueblo olvidó revivir su tradicional ascenso al Cerro de La Cruz el 3 de mayo para agradecer las bendiciones que la ciudad había recibido durante el año, contemplando agradecido el hermoso paisaje nicoyano, habían sobrevenido desgracias terribles, tales como pestes, temblores o terremotos, que azotaron sin misericordia a la población. Por eso tales celebraciones religiosas se vienen haciendo desde bien adentrada la época colonial y se han mantenido hasta la actualidad.

El pueblo debe mantenerse siempre atento para no perder su identidad, su historia, sus tradiciones, so pena que la serpiente del olvido atente contra el futuro de su misma sobrevivencia. Debemos mantenernos siempre vigilantes para que las bestias del dinero, el poder y el placer se mantengan dormidas y no vuelva a atormentar a los hijos del pueblo chorotega que han visto como su cultura va decayendo, y cede su riqueza ante la imposición de patrones culturales foráneos.

Diario Digital El Independiente,Edgar Canton.