Contact to us

Browse By

La VIEJA del volcán Rincón de la Vieja; Para nuestros amigos que les gustan las leyendas Guanacastecas.


El volcán más grande de Costa Rica, el Rincón de la Vieja, con 1.806 metros de altitud, con una laguna y 9 cráteres (sólo uno activo), hunde su historia en las tradiciones de los aborígenes de Guanacaste, quienes contaban que una malvada bruja anciana, con ojos de fuego y dientes de jaguar, vivía aterrorizando a los pueblos de la Gran Nicoya.

Fue tanta su maldad hacia la gente humilde del pueblo que los dioses de la tierra la capturaron, la amarraron y la metieron en el cráter del volcán, sujetando sus feas patas con la misma lava volcánica, donde quedaría para siempre amarrada. Ahí sigue prisionera desde entonces y cuando lanza sus gritos furiosos para tratar de escapar, la tierra tiembla y las aguas termales aumentan su vapor. Otras veces, agotada de intentar escaparse, se limita a lanzar ardientes resoplidos que se sienten en los pueblos del alrededor por medio de un fuerte hedor a azufre.

Otros vecinos de Curubandé, la población liberiana más cercana al volcán, aducen que la tradición del nombre del volcán recrea más bien la historia de un amor imposible, donde el rol protagónico lo adquiere una valiente heroína de la nobleza llamada Curubanda. Esta hermosa mujer aborigen sufrió una gran decepción amorosa porque se había enamorado de Mixcoac, jefe de una tribu enemiga. Cuando su padre supo de aquella relación, capturó a Mixcoac y para alejarlo definitivamente de su hija, lo lanzó dentro del cráter del volcán.

Al descubrir Curabanda el vil asesinato de su amado en manos de su mismo padre se fue a vivir al lado del volcán, donde meses después dio a luz un hijo marcado con el signo del dolor y el sufrimiento. En su idilio, y para poder recrear su vida familiar, se prometió llevar a su hijo al lado de su padre, por lo que tomó una fatal decisión: lanzarlo también dentro del volcán.

Lejos de su poblado natal, ya sin familia y retirada como una ermitaña que vivía entre animales salvajes, dentro de una cueva cerca de las faldas del volcán, se transforma de princesa indígena a chamán, y adquiere fama por la práctica de la magia blanca, o curación con flores, hierbas y plantas medicinales, pronunciando fórmulas antiguas para librar a quienes así se lo solicitaran de toda clase de males. La lejanía de su escondite, cercano al majestuoso volcán, le dio el nombre con que actualmente se le conoce, ya que la gente señalaba como dirección de esta sufrida princesa Curubanda: “allá, por el rincón de la vieja india curandera”.

En sociedades machistas, cuando una mujer tiene éxito con una iniciativa creativa y original, que da respuesta a cualquier necesidad de la población, la forma común para desconocerla o minusvalorarla era la acusación de hechicería, prostitución o herejía. Sin embargo tal descalificación social no pudo contra el ímpetu y la tenacidad de algunas valientes heroínas que no se dejaron vencer ni se echaron nunca atrás, a pesar de la burla, el desprecio o la satanización, porque se sabían protagonistas de una nueva generación.

(Prof. Ronal Vargas y Edgar Cantón)

One thought on “La VIEJA del volcán Rincón de la Vieja; Para nuestros amigos que les gustan las leyendas Guanacastecas.”

  1. adiicabello says:

    Estimados Ronal y Edgar, que bueno es ultimo párrafo, justo ayer visitaba la biblioteca Nacional en San Jose, Costa Rica y había una serie de artículos sobre el voto femenino y uno de ellos en 1929 en el Diario de Costa Rica mencionaba justamente la falta de creatividad y espíritu de aventura de las mujeres pues era cosa de hombres, sin embargo por las cualidades de la mujer era mejor que ocuparan cargos políticos ya que podían crear un equilibrio entre conservadurismo y liberalismo.

Comments are closed.