Contact to us

Browse By

Oficiales del Guardacostas tuvieron que repeler ilegítima agresión por parte de pescadores que les lanzaron sus lanchas y varios objetos

• Oficiales trataban de evitar el uso del encierro, una práctica altamente destructiva del ambiente y que atenta contra la actividad pesquera responsable
• El Servicio Nacional de Guardacostas denunciará penalmente a los responsables de pesca ilegal y obstrucción de la labor policial
• Sospechosos de pesca ilegal usaron sus lanchas como armas para amenazar la integridad física de los oficiales actuantes
• La pesca de encierro también es fuertemente combatida por INCOPESCA y organizaciones ambientalistas
Utilizando sus embarcaciones como armas, un grupo de pescadores trató de colisionar la lancha GC 32-9 de la Estación de Guardacostas de Caldera, cantón de Esparza, Puntarenas, en el momento en que los oficiales, en cumplimiento de sus funciones, estaban interviniendo una acción delictiva como es la pesca con encierros.
Los guardacostas, tal y como es su deber, se encontraban en labores de patrullajes por las cercanías del Parque Nacional Isla San Lucas, aproximadamente a las 2 de la tarde de este jueves.
Tras descubrir varias líneas de pesca que habían sido colocadas por pescadores para efectuar la ilegal y destructiva práctica de encierro, los guardacostas procedieron a su levantamiento.
Cabe indicar que el encierro es un método de pesca que, además de destruir el ambiente, atenta contra la sostenibilidad de la actividad pesquera en el Golfo de Nicoya en detrimento de los intereses de la mayoría de pescadores respetuosos de la ley, pues solo beneficia a unos pocos infractores de la legislación pesquera y ambiental.
Sin que los oficiales intentaran detenerlos, pues solamente realizaban el levantamiento de las líneas de pesca, los sospechosos de pesca ilegal aceleraron sus embarcaciones en dirección a la lancha del Guardacostas, amenazando así la integridad física de los oficiales e intentando obstruir una intervención policial totalmente apegada a derecho.
Además de ello, los tripulantes de las lanchas sospechosas procedieron a lanzar diversos tipos de objetos a los oficiales, así como a intentar abordar de manera ilegal la embarcación policial, aparte de que varias de ellas procedieron a rodear la GC 32-9.
Ante la inminente colisión de la que iban a ser objeto y debido a la ilegítima agresión que estaban experimentando, los oficiales del Guardacostas se vieron obligados a realizar disparos de advertencia dirigidos al agua, nunca contra los sospechosos de pesca ilegal.
Agresiones contra los guardacostas son reiteradas
Cabe indicar que esta no es la primera vez que los guardacostas resultan agredidos por pescadores ilegales.
En otras oportunidades, además de lanzarles las embarcaciones para embestirlos, también los han atacado con armas blancas y hasta explosivos durante un cumplimiento policial en aguas del Golfo de Nicoya.
Algunas de las lanchas cuyas tripulaciones que participaron en el enfrentamiento de este jueves contra los guardacostas responden a los nombres de Tunamar J, matrícula P 12643, así como una embarcación sin matrícula visible, de nombre Vianei.
Ante las evidentes prácticas de pesca ilegal, así como ante las acciones de obstrucción y agresión contra funcionarios policiales que estaban en el cumplimiento de su deber, el Servicio Nacional de Guardacostas procederá a formular las denuncias penales y administrativas que correspondan ante la Fiscalía de Puntarenas y el INCOPESCA.
Diario Digital El Independiente,Edgar Canton.

Agregar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *