Contact to us

Browse By

Policía de Fronteras decomisa en La Cruz, el mayor cargamento de medicinas contrabandeadas desde Nicaragua.

Valor de lo incautado podría superar los dos millones de colones

Muchos de los fármacos venían sin ningún etiquetado, no se sabe qué contienen, ni país de origen

En lo que constituye el mayor cargamento de fármacos detectados en lo que va del año en La Cruz, Guanacaste, oficiales de la Policía de Fronteras decomisaron el viernes más de 48.000 unidades de diversos tipos de medicamentos introducidos ilegalmente al país.

El cumplimiento tuvo lugar cerca del puesto fronterizo de Peñas Blancas, cuando los oficiales de la Policía de Fronteras interceptaron a un nicaragüense de apellido Baltodano, quien cargaba varios bultos sobre sus hombros.

Baltodano acababa de cruzar la frontera por un punto no habilitado para el tránsito de personas y mercancías, por lo cual las autoridades le ordenaron detenerse y mostrar lo que cargaba.

Al parecer el extranjero estaba esperando a un contacto, en suelo nacional, a quien le entregaría el cargamento, pero esa persona nunca apareció.

Tras realizar el debido conteo en el puesto policial, los oficiales determinaron que se trataba de 48.885 unidades de medicamentos.

Entre lo que llevaba el nicaragüense se encontraban analgésicos como acetaminofén, ibuprofeno y Panadol, además de antigripales y miles de pastillas sin ningún tipo de identificación.

Además de ello, tenía en su poder de 15 kilos de semilla de moringa y gran cantidad de productos perecederos.

Los fármacos serán entregados este domingo a la oficina que posee el Ministerio de Salud en La Cruz, a fin de que se proceda a la destrucción de estos productos.

Ello debido al riesgo que pueden correr los posibles consumidores, dadas las condiciones inadecuadas en que eran transportados los productos, además de que posiblemente iban a ser consumidos sin la supervisión de profesionales en medicina o farmacia.

Cabe señalar que, entre otras irregularidades que atentan contra la salud, se encuentra el hecho de que el contenido de los productos contrabandeados no necesariamente coincide con lo que dice en el etiquetado.

En este caso, varios miles de pastillas se encontraban sin ningún tipo de identificación, por lo que solo mediante pruebas de laboratorio se podría determinar con certeza su contenido.

En algunos las etiquetas indicaban que los países de origen de estos productos son la India, China, Bolivia, Panamá, Nicaragua y El Salvador.

El nicaragüense fue detenido y puesto a la orden de Migración y Extranjería para su correspondiente repatriación.

Diario Digital El Independiente,Edgar Canton.