Contact to us

Browse By

Policía de Fronteras detiene a dos presuntos traficantes de personas, uno en Delta Costa Rica de Sarapiquí, otro en Peñas Blancas de La Cruz.

 

Como parte de la lucha que lleva a cabo la Policía de Fronteras contra la criminalidad en las comunidades limítrofes con Nicaragua, ayer oficiales de este cuerpo policial del Ministerio de Seguridad Pública detuvieron a dos presuntos traficantes de personas.

Estas acciones policiales se ejecutaron en Delta Costa Rica, Llanos del Gaspar, cantón de Sarapiquí, Heredia y en Peñas Blancas de La Cruz, Guanacaste.

Oficiales de la Policía de Fronteras mantienen acciones preventivas con patrullajes permanentes para combatir el coyotaje en estas comunidades.

El primer caso lo detectaron avanzado la tarde de ayer en Peñas Blancas donde los agentes observaron un taxi sospechoso, a cuyo conductor ordenaron detenerse para una inspección.

Sus sospechas eran ciertas. El taxista, un costarricense de apellido Avilés, transportaba a una nicaragüense de apellido González, en condición migratoria irregular.

Al parecer ella pagó poco antes 15 mil colones a un reconocido traficante de personas de la zona, conocido como Tano, quien creen, acordó con Avilés el traslado de la foránea desde Paso Canoas hasta la ciudad de Liberia.

Tras coordinaciones con la Fiscalía, el taxista fue aprehendido y remitido ante la autoridad judicial correspondiente.

Ayer, en La Aldea del distrito Llanuras del Gáspar, Sarapiquí, otros oficiales de Fronteras intervinieron un carro que conducía otro nacional de apellido Cortés, de 51 años.

Al revisar, comprobaron que transportaba a siete personas, también indocumentados nicaragüenses, a quienes supuestamente cobró 50 mil colones para trasladarlos desde Caño La Tigra hasta El Jardín de Cariari, cantón limonense de Pococí.

Cortés fue esposado y, al igual que Avilés, permanece a la orden de un Juzgado a la espera de medidas cautelares.

Diario Digital El Independiente,Edgar Canton.