Contact to us

Browse By

Policía de Fronteras, junto con el SINAC, rescató venados y tepezcuintles.

Lejos del bosque, en sus ojos anidaba tristeza y la desolación.

A merced de humanos, su suerte estaba casi sellada. Posiblemente terminarían descuartizados y su carne servida en alguna mesa como “alimento exótico”. Y sus cornamentas vendidas al mejor postor para ser exhibidas en la pared de la sala de algún cazador furtivo.

Esta era la situación que enfrentaban dos venados de gran tamaño y dos tepezcuintles, estos últimos encerrados cruelmente dentro de un cajón con poca ventilación y sin luz, lo más probable es que terminarían siendo devorados.

Lugar de la denuncia: Un sector de Olla Cero de Palmar, cantón de Osa, Puntarenas.

Sin perder tiempo, oficiales de la Policía de Fronteras del Ministerio de Seguridad Pública organizaron un grupo de tareas y, en coordinación con el SINAC, se dirigieron rápidamente hacia esa zona hasta dar con el lugar donde, tras comprobar los hechos, intervinieron en forma providencial para un exitoso rescate.

En el sitio, lamentablemente, también encontraron dos cabezas de venados adultos, de lindísima cornamenta, pegadas como triste y odioso trofeo en unas tablas.

Esa pudo ser la suerte de otros dos venados de gran tamaño, una hembra y un macho, que las autoridades encontraron en la propiedad, encerrados en un lote con cerca, lejos de la selva donde nacieron y debían estar, libres y felices.

Además, la Policía de Fronteras rescató dos tepezcuintles, los cuales, junto con los venados, fueron primero atendidos por un veterinario, para confirmar su estado de salud, y trasladados hasta un refugio silvestre ubicado en Puerto Jiménez.

El dueño de la finca fue identificado como de apellido Arias, quien quedó en libertad.

El caso fue remitido a un Juzgado de Menor Cuantía pues se trata de una infracción a la vida silvestre, sancionada con una multa a favor del Estado costarricense.

La semana anterior, en Piedras Blancas, oficiales de la Policía de Fronteras y el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC) rescataron otro tepezcuintle que mantenían encerrado para ser posiblemente destazado y devorado por irresponsables comensales.

Diario Digital El Independiente,Edgar Canton.