Contact to us

Browse By

Proyecto Las Catalinas de nuevo en el ojo de la tormenta

10830772_848013011954431_5896230450853982285_o

Playa Potrero, Santa Cruz Gte

El proyecto Las Catalinas se construyó en un terreno de poco más de 600 hectáreas ubicado al norte de Potrero, en las playas Danta y Dantita de Santa Cruz, Guanacaste, en medio del bosque tropical seco. Es propiedad de la empresa Catalinas Holding Ltda. (Cédula Jurídica 3-102-412606), pero parte del proyecto está a nombre de Desarrollos Catalinas DCL Verde Ltda. (Cédula Jurídica cédula 3-102-450957), representada por el estadounidense James Alston Berry.

Desde sus inicios la ASADA de Potrero rechazó suministrarles agua porque no tenían la capacidad solicitada y el líquido es escaso en la zona. Aun así la Municipalidad de Santa Cruz emitió el permiso de construcción de toda la infraestructura, a pesar de no tener garantizado el suministro de agua potable para condominios, comercios, viviendas, jardines y piscinas, entre otras obras, actuando sólo con base en la solicitud de un permiso de pozo del 2008, ignorando adrede el reglamento municipal de requisitos mínimos para la construcción, que indica se debe tener «la certeza de la disponibilidad de agua».

Recientemente fuimos notificados por algunos vecinos que vieron pasar maquinaria pesada hacia el proyecto Las Catalinas. El bosque tropical seco está siendo seriamente amenazado por la evidente destrucción para dar paso al “progreso”; el paisaje de las montañas, la fauna y el agua potable están en crisis, ya que se está afectando más el recurso hídrico, de por sí escaso en la zona.

Lo que más nos extraña en medio de este nuevo caso de destrucción ambiental, tal como se puede corroborar en las fotos anexas, es la actitud de los funcionarios públicos (municipales y del MINAE) que otorgan permisos de deforestación a pesar del evidente daño ambiental. Da la casualidad que el mismo funcionario del ACT (Área de Conservación Tempisque) señalado días atrás por este medio informativo por muchas causas penales acusadas por la Fiscalía del Segundo Circuito Judicial de San José, es precisamente quien firmó estos permisos de destrucción en la zona costera. Nos referimos al licenciado Roger Gutiérrez Vindas, “siguiendo instrucciones del señor Director Nelson Marín Mora”, tal como indica el informe ACT-OR-FV-999-2009.

Vale recordar que el mismo funcionario había dado la autorización para otra destrucción masiva en Playa Matapalo de Sardinal de Carrillo años antes para la construcción del Hotel RIU, situación que también se está ventilando en los Tribunales de Justicia.

Las comunidades costeras no terminan de comprender cómo los funcionarios cuya misión es “defender el ambiente” a final de cuentas se convierten en cómplices de la misma “destrucción del ambiente”

10999254_848012741954458_1601265029614364077_o

Diario Digital El Independiente,Edgar Canton.