Contact to us

Browse By

Una reflexión de un Nicoyano.

bandera_de_la_provincia_de_guanacaste

Fuente: Saul Quiros de Nicoya.
Hoy el sol se asoma tímido entre las nubes en mi Guanacaste. La Pampa inmortal de la que escribiera Reni, esta herida. Hoy mi tierra llora, llora por amor y tristeza, llora como esa madre que pierde a un hijo, arrebatado por la fuerza.
Hoy mi pampa llora, y se abraza con los Chiles y Upala, y con todo aquel que hoy recuerda con espanto esta noche larga y fría como ninguna. Hoy las lágrimas corren por el Tempisque y bañan esas bajuras infinitas. Pero hoy, hoy también es el primer día, y ahora es el momento. Guanacaste, secate las penas y sacudite la nostalgia. Ahora es cuando. Hoy no hay tiempo para el enojo, porque flaco favor le hace a tu grandeza la queja vacía de propios y extraños.
Hoy el único camino es la unión, la unión que nace del amor sincero y de la solidaridad. Hoy solo se vale mirar hacia atrás para saber quienes somos y quienes queremos ser a partir de ahora. Costa Rica, mi Guanacaste no necesita hoy el odio, mi Guanacaste no quiere hoy la mezquindad y el egoísmo de quienes solo critican y destruyen.
Mi tierra respira cariño, mi tierra que a tantos acoge en sus playas, sus llanuras y montañas, mi tierra donde siempre se es bienvenido, hoy espera un poco de ese amor que siempre ha sabido dar. Guanacaste, mi Guanacaste, el Guanacaste de todos lo que decimos amarlo. Ay mi Guanacaste, ya lo dijera Ramírez: «Tu historia es sublime», y hoy ese «altivo valor Chorotega» será más grande y fuerte que nunca. Guanacaste, sé que tu historia no ha transcurrido en vano, y Costa Rica no la olvidará hoy. Bienvenido todos a mi tierra, bienvenido todo el que quiera construir, el que quiera ayudar. Bienvenido todo aquel que se despoja del odio y el rencor. Bienvenido todo ese amor y ese cariño, porque así es mi Guanacaste: querendón y cariñoso. Que hoy vibre en los corazones de todos el Punto Guanacasteco: «mirá corazón dejá de llorar… mirá corazón ponete a bailar…».
Hoy en tus campos fecundos el dolor no será una excusa, y donde hoy corren las aguas, correrá amor que hará crecer una nueva esperanza, la esperanza de un Guanacaste grande cuál ningún otro. Por «Saúl Quirós de Nicoya»
Diario Digital El Independiente,Edgar Canton.