Contact to us

Browse By

UNO DE LOS MEJORES JUGADORES DE FUTBOL DE AZUCARERA EL VIEJO…

Don William Gutiérrez Sequeira, con 61 años y once meses, un personaje con toda una carrera de 31 años de trabajo en la empresa los deja el próximo 25 de diciembre para disfrutar de su pensión.
Hay que verlo jugar, y sus tres goles que quedarán en la memoria de todos los que trabajan en la empresa, un gol de chilena, de cabeza, y de taquito, son los mejores referentes de este gran compañero que se caracteriza por su don de gente, humildad, sensibilidad, y pasión por el deporte.
Hablar con el “Burrito”, como cariñosamente le dicen desde que estaba en la escuela, es como realizar un viaje en el tiempo;  contó de sus inicios en la empresa, las limitaciones que enfrentaron, y cómo la ha visto crecer. Tenía un gran futuro como futbolista, pero la necesidad de trabajar le obligó a cambiar de rumbo pero no de pasión.
“…Fui siempre responsable con el trabajo desde mi juventud. Azucarera El Viejo es mi segunda casa, tengo muy buenos compañeros, me aprecian mucho igual que las gerencias, el mismo José Álvaro donde me ve me saluda…”
Este filadelfino contó que todo lo que ha aprendido lo ha hecho empíricamente, no tenía muchos estudios cuando llegó, solo contaba con primaria. Le preguntamos por qué se había quedado tanto tiempo en una empresa y nos respondió “…aquí me gustó tanto porque le dan oportunidad de superarse a uno. Aquí obtuve mi título con el INA, gracias a Azucarera El Viejo, eso fue hace 15 años, esa oportunidad fue super buena yo me voy y llevo en el corazón a Azucarera El Viejo…”, aquí hace una pausa para tragar grueso y mientras lo hace, yo desvío mi cabeza para agarrar aire porque la emoción y el sentimiento se perciben en el aire.
“Pensé que me quedaría en esta empresa hasta pensionarme, recuerdo que muchas veces me ofrecieron empleo en otros lugares ganando mucho más, pero jamás iba a tener las mismas garantías que tenía en Azucarera El Viejo, si yo me hubiera ido no tendría lo que he conseguido aquí”. Se detiene, piensa y dice ”… es que aquí he conseguido amigos, excelentes compañeros, buenos jefes, y lo que he ganado aquí… vea hoy me pensiono gracias a esa decisión porque en la calle eso no habría pasado. Azucarera El Viejo es una de las mejores empresas del país”.
Y llegó la pregunta difícil, ¿qué va a echar de menos de este lugar? Con voz entrecortada me dice: “…vea, en este momento no quiero decirle que me voy porque me siento mal, yo sé que estoy en buenas condiciones y bueno voy a ir a divertirme sanamente, pero sí me duele mucho no estar aquí, me pongo a pensar cuando los vea venir en la tarde y yo en la casa… me va a doler mucho pero me tengo que acostumbrar”, ya se podrán imaginar que para este momento los ojos llorosos estaban muy presentes.
“Quisiera decirles que me duele irme y agradecerles por la amistad que me brindaron, tanto a mis compañeros como a las gerencias, me voy contento porque no me he ido y ya todos se están despidiendo de mi… Les digo que sigan haciendo ejercicio para que se pensionen sanos y fuertes como yo.
Diario Digital El Independiente. Edgar Cantón

Agregar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *